El vino

Vida Líquida aúna la frescura y fragancia que aporta la autóctona y escasa Royal con la estructura de una de las mejores y más finas bobales de la región, procedentes ambas de la parcela El Navazo.

Fermentación espontánea, 20% de raspón, sin estrujar, maceración y prensado suaves. Sin clarificar ni filtrar. Crianza en roble francés usado y 10% en Damajuana.

En su segunda añada se repiten las 600 botellas de producción del primer Vida Líquida. Gran labor de rescate de viñedos viejos de ALBERTO PEDRÓN, autor del icónico Sentencia y del celebrado Lluvia.

Con una mínima intervención, trabajo manual y orgánico sobre suelos calizos a 700 metros de altitud y cepas con una antigüedad media superior a los sesenta años. Plantas sanas y de muy bajos rendimientos, en parajes singulares rodeados de bosque.