La historia

VIDA LíQUIDA constituye a el primer acto de un afortunado cruce de caminos. El de un viñador que brilla con luz propia entre la talentosa nueva hornada de elaboradores locales, ALBERTO PEDRÓN, y de ECLÈCTIC VINS, importador independiente de vinos que tras una década de búsqueda ha dado con el proyecto netamente concebido en su tierra capaz de reunir todos los ingredientes para ilusionarse de nuevo. El ensamblaje perfecto de materia prima, entorno y filosofía de trabajo.

Un primer acto al que esperamos a 589 espectadores, tantos como botellas, esperamos haber sabido reflejar el potencial de nuestros suelos y nuestras cepas en cada una de ellas, y seguir gozando de vuestra compañía en próximos actos.